campos de aplicación de la realidad aumentada: nueva visión de lo tradicionale

campos de aplicación de la realidad aumentada: nueva visión de lo tradicionale

La Realidad Aumentada viene pisando fuerte. Prácticamente forma ya parte de nuestro día a día, pues ha conseguido reinventar lo tradicional, darla la vuelta a lo que lleva conviviendo con nosotros siglos, para aportar nuevas experiencias a los usuarios que, cada vez, encuentran en esta técnica una fuente de inspiración.

Para los poco iniciados en la materia, conviene dar una definición, que lejos de ser técnica, pretende acercar al usuario a su finalidad: La Realidad Aumentada (RA o AR) es una tecnología que tiene por finalidad mejorar la realidad mediante la combinación y superposición de elementos reales con otros creados por el hombre, mediante el uso de aparatos tecnológicos y herramientas, con el fin de reinventar la realidad tal y como la percibimos por los sentidos.

Para poder acceder a las fuentes de realidad aumentada y poder disfrutar de estos elementos, los usuarios necesitan contar con un aparato como un smartphone, un ordenador o una tableta, así como de una aplicación que consiga acceder y descifrar esa realidad. Para crear realidad aumentada, se necesita una aplicación, imágenes o archivos de lo que se pretende añadir y un dispositivo que capte la realidad existente (a la que añadir lo creado).

USOS DE LA REALIDAD AUMENTADA

 

ARQUEOLOGÍA. La historia más cerca que nunca gracias a los usos de la realidad aumentada. Reconstruir lugares a tiempo real a la vez que se visitan y se añaden elementos en el espacio, junto con explicaciones dinámicas de las cosas, a modo guía. Se consigue gracias a la superposición de imágenes en 3D y audios.

CAMPO MILITAR. La realidad aumentada puede utilizarse también en la formación de militares, con el fin de aumentar la seguridad en los ataques y defensas de los ejércitos, proporcionando experiencias cercanas a los campos de batalla. Recrear escenas de salvamento o pilotajes de aviones, tanques, etc. Se consigue gracias a la superposición de zonas geográficas, con imágenes o audios.

MEDICINA. Desde estudiar el cuerpo humano hasta reconstruirlo, gracias a los tutoriales y monitorizaciones que hacen que, mediante el uso de figuras 3D, los profesionales del sector puedan reconstruir el cuerpo y patología del paciente, diagnosticar y curar, incluso, antes de utilizar técnicas mucho más invasivas.

POSICIONAMIENTO GEOGRÁFICO. Posicionar un elemento en un lugar, incluso a uno mismo, conocer dónde está tu móvil si sufres un robo. Cualquier cosa es posible encontrarla en el mundo real, de manera virtual.

 

INDUSTRIA. Con el fin de mejorar los procesos de fabricación, formación de los trabajadores, seguridad en las fábricas, reparación de averías o controles de calidad. Es uno de los sectores donde la RA ha ganado más adeptos, llamando a la nueva industria, incluso, industria 4.0.

 

COMERCIO Y MARKETING DIGITAL. Con el fin de crear experiencias de compra más cercanas a la realidad, los comercios electrónicos apuestan por introducir imágenes 3D de los productos para poder conocer con más detalle, aquello que se va a comprar. Conscientes de la utilidad de esta herramienta en un sector tan competitivo como el de las ventas, algunas plataformas como Shopify no han dudado en apostar en la creación de aplicaciones como Warehouse para los usuarios de tienda online con el fin de que puedan ofrecer este servicio a sus clientes.

Noticias más leídas:

 

Cerrar menú